Tag Archives: bebé

DOS DETALLES PARA ELEGIR EL BABERO

27 May

A veces ser primeriza se convierte en ser un poco pardilla, más sí hablamos de las “cosas que necesita el bebé”, porque como novata, picas y compras, y como no aciertas, pues acabas comprando otra vez. En resumen, que te gastas la pasta de la manera más tonta. Así que, en lo que respecta al mundo babero, esta es la aportación que puedo hacer basada en mi experiencia:

Hay dos detalles que te pueden servir para elegir un buen babero; es decir, para que dure en el tiempo, sea práctico y cómodo para el bebé. No hay más que fijarse en el MATERIAL y en el CIERRE.

baberolazada

vía

¿POR QUÉ? Porque un babero tienen que ser ante todo un babero. Es decir, pasando de qué mono, qué gracioso, qué tierno… En este producto la funcionalidad IMPERA porque no tienen más misión que impedir que el bebé se manche mientras come y eso será dificil, porque está APRENDIENDO, así que a veces comerá, otras regurgitará, otras se moverá tan rápido que será imposible acertar a meterle la cuchara , y otras, incluso, estornudará cuando ya lo tenía todo dentro. Conclusión: MEJOR UN BABERO DE PLÁSTICO que un babero de ALGODÓN, FELPA, TOALLA o TELA.

baberoikea2

vía

¿POR QUÉ? Pues porque el ALGODÓN , la FELPA , la TOALLA o la TELA  son materiales que se van acartonando y desgastando con el tiempo, así que, en poco tiempo y con la cantidad de lavados que habrás realizado, el babero monísimo que compraste se convierte en una lija con la serigrafia de un conejín, oso, o perrín que ha perdido parte de su cuerpo. El PLÁSTICO, sin embargo, se lava con una balleta y siempre está fantástico.

Respecto al CIERRE, siempre, siempre CORCHETES, sin duda el cierre más practico y resistente.

silly-billyz-babero-limavía

¿POR QUÉ? Pues porque las otras opciones más habituales el VELCRO  o los BOTONES, no son PRÁCTICOS . El Velcro deja de pegar bien enseguida con tanto lavado y el BOTÓN o las cintas para la LAZADA, son una pelea cuando el nene o la nena no se quiere poner el babero, que es, a medida que van creciendo, la mayoría de las veces.

Así que EN RESUMEN: Plástico y corchete, aunque LO MALO es que nunca suelen ir juntos (aunque haberlos, haylos) así que, al menos, hay que tratar de conseguir una de los dos cosas.

Babero Bavaglino sopa letrasvía

Si me lo hubieran dicho antes… Biberones

12 Ene

Si eres primeriza, lo más probable es que te acabes gastando un pastón en biberones, algo totalmente INNECESARIO (habla la experiencia) que se puede EVITAR sabiendo antes un par de cosillas últiles. Desde luego, si a mí me lo hubieran dicho antes, no hubiera hecho el primo comprando todos esos biberones que te recomiendan las distintas marcas para las muchas, muchísimas etapas que atraviesa el bebé en su primer año de vida. Toma nota, a la hora de comprar el biberón solo tienes que tener presentes dos cosas: tamaño y modelo.

Y ahí va mi recomendación:

– Comprar biberones pequeños, luego medianos y finalmente grandes es una enorme CHORRADA. Apenas utilizas los primeros porque el bebé enseguida empieza a comer más cantidad y se te quedan PEQUEÑOS,  así que los más EFICIENTE, PRÁCTICO Y FUNCIONAL es que desde el principio compres un biberón grande, de 240 o 300ml ( que es lo que comerá finalmente), en el que cuando haya que echar poca leche, pues se echará poco leche y a medida que haya que ir aumentando la cantidad, el envase te lo permitirá hacer sin necesidad de tener que comprar otro. Hay que tener en cuenta que los biberones cuestan en torno a los 10/12 euros, así que si sigues las recomendaciones de diferentes tamaños segun los meses del bebé te puedes dejar un pastón.

– El modelo que elijas que es importante. Yo me decanté desde el principio por los que llevan el mecanismo antiocólico que es muy útil porque, aunque el bebé no tenga cólicos extrictamente, sí que evita que trague mucho aire al comer y  esto le ayuda a tener tomas más relajadas y mejores digestiones.  También, al facilitar la succión, reduce el riesgo de infección de oído. No obstante, hay que tener en cuenta que éste no es un mecanismo MÁGICO.

Si te decantas por los anticólicos hay dos marcas muy recomendables DR.BROWN´sBEBE-DUE. En principio parecen iguales, pero tras el uso de un año hay cosillas (pros y contras) que los diferencian:

bibebebedue

bibebrowns

1) DR.BROWN´S:

A FAVOR: que el mecanismo anticólico tiene solo dos piezas, lo que lo hace más facil de lavar y conservar.

EN CONTRA: que una de las piezas del mecanismo, en concreto la válvula, con el uso se empieza a poner de un color amarillento que es imposible de quitar… da la sensación de que envejece un poco peor.

dr-browns-kit-valvula-y-tubo-estandar2) BEBE-DUE:

A FAVOR: que la valvula, trasparente, no se deteriora tan rápido como la de dr.brown´s yque además el conducto por el que sale el aire tiene un sensor de temperatura que cambia de color cuando  el biberón está  demasiado caliente.

EN CONTRA: que el mecanismo anticólico se compone de tres piezas  y es más latoso de LAVAR.

bebedue2

bebeduekit

Cualquiera de las dos opciones es recomendable, además, los dos tienen piezas y tetinas de respuesto que se venden en kits o individualmente, así que no tienes que comprar un biberón nuevo para ir manteniendolo en buenas condiciones.

Mamás-zombies

23 Oct

No sabía por qué, pero la estampa me resultaba familiar; en plan, yo ya he estado aquí antes. Como cuando tienes una palabra en la punta de la lengua y no terminas de dar con ella. ¿A qué es a lo que me recuerda?  Y entones empecé a observar a mi alrededor y allí, en el parque, a la hora punta de la tarde de un viernes, solo había madres como yo.

–          Mujeres de treinta y pico, algo despeinadas porque: A) han vuelto los ochenta; B) consiguieron peinarse antes de salir de casa, pero sus retoños se agarraron a su moño una vez llegaron al parque;  C) como estaban con sus retoños, no tuvieron tiempo para peinarse antes de salir de casa.

via wikipedia

–          Mujeres, con leves ojeras de “porDiosporlaViregenyportodoslosSantos, que acabe de una vez esta semana”, o dicho de otro modo, ojeras estilo mapache porque: A) el rimel se ha corrido un poco y no me he dado cuenta; B) el rimel se ha corrido pero me da un aspecto de doblete que me hace ilusión rememorar; C) el rimel se me ha corrido pero todavía no he tenido dos minutos para limpiármelo, así que he intentado limpiarlo con una toallita húmeda de esas pal culín de la nena, pero sin espejo y en fin, para que voy a seguir contando más…

                                          via Playground
–          Mujeres que avanzan arrastrando ligeramente una de sus piernas porque: A) justo en ese momento les dio un tirón; B) pisaron una caca de perro y quieren limpiar la suela del zapato; C) tienen ciática desde que dieron a luz, pero como no han tenido tiempo para ir al fisioterapeuta, cada vez que hacen un esfuerzo cogiendo peso el nervio ciático se les vuelve a pinzar.

Entonces ¿a qué es a lo que me recuerda la hora punta en el parque un viernes tarde? ¡Ah, ya sé! A la nueva temporada de Walking dead.

via IMDb

Hablemos de caca

15 Oct

Creo que no habíamos reparado en ello hasta este verano. Fue entonces, cuando la playa de Fuerteventura sonaba al fondo y las nubes avanzaban rápido por el cielo de la isla, cuando las palmeras se doblaban casi a la mitad azotadas por el viento y la arena caía como sal esparcida sobre la tierra volcánica, cuando en medio de ese fondo de calendario de supermodelos pero sin supermodelos posando, nosotros, pobres peninsulares lechosos, untados en factor 50 y protegidos por camisetas y gorros, caímos en la cuenta de que en un entorno así, todo paraíso, no hacíamos más que hablar de caca.

                                                                                                                     via merioliva

Y no cualquier conversación escatológica. No una charla intrascendente o vacua sino las más profundas y animadas conversaciones sobre el tamaño, consistencia, densidad y olor de la caca de nuestra hija. Y es que es estrenar la paternidad y perder la vergüenza, porque cuando uno se convierte en padre  no es solo que pase a hablar con absoluta naturalidad sobre cuestiones escatológicas con los demás, sino que además lo empieza a hacer con cierta entrega e incluso diría más, con cierta recreación en la temática.

Así que quiero aprovechar este post para expresar mi más profundo respeto y admiración por los que fueron nuestros vecinos de apartamento este pasado verano y que durante 15 largos, larguísimos días, escucharon sin protesta ni rechiste exclamaciones como “qué bien, ha hecho caca”, “esa caca parece de persona mayor”, “menudo choronzo”, “vaya traca”, “¿Qué suena por ahí? ¿Fue todo gaseoso o hay alguna sustancia sólida?” o ¿Algo más que aportar a la humanidad?”. Supongo que en más de una ocasión se quedaron con ganas de contestar.

A %d blogueros les gusta esto: