Tag Archives: madres

FELIZ DÍA DE LA MADRE: MATERNIDAD Y REIVINDICACIÓN

5 May

Hoy es el día de la madre, un día de celebración, pero también un día en el que no podemos olvidar…

1. Que una conciliación laboral y familiar REAL (no la de los slogans políticos) es IMPRESCINDIBLE para que las mujeres y los hombres puedan vivir plenamente su maternidad/paternidad sin tener que renunciar a su vida profesional.

2. Que la coresponsabilidad en las taeras domésticas es el único camino hacia la igualdad efectiva. Ser madre no significa tener que hacer TÚ SOLA la casa, la colada, la comida…

3. Que la información y la capacidad de decisión de la mujer SON IMPRESCINDIBLES, durante el embarazo y el parto.

4. Que la madre cuida, pero también HAY QUE CUIDAR a la madre.

Anuncios

Algunas madres: Pauu Recio

3 Dic

Pauu 01

Pauu Recio nació en Gijón hace 32 años. Madre de Lucca M Recio,  de 7 añitos, esta asturiana es diseñadora de la chulísima marca Luka Thepau  y también escenógrafa y escaparatista. “Me divorcié embarazada de 4 meses 😉 y gracias a mis padres las cosas no fueron tan difíciles …”  ¡Vamos a conocerla!

————

¿Dónde vives? ¿Qué cosas se pueden hacer allí con los críos?

Hasta ahora hemos vivido en Parres a 2km de Llanes rodeados de praos y vacas super molonas, Llanes la Marbella del norte (con todas esas cosas malas que nos recuerda la palabra “Marbella”), por mi trabajo digamos que hemos tenido el campamento base allí, con mis padres. Las cosas hubieran sido un poco dificiles para los dos sin ellos, por mi trabajo siempre estaba viajando.
Educar a tu hijo en un sitio pequeño quizás es un poco mas sencillo que en un sitio grande, te conoce todo el mundo y si tu hijo ha cruzado la calle lo sabes al instante ;), en los sitios pequeños siempre es todo mas familiar,  vienen del cole solos porque siempre hay alguien un poco mas mayor que vive cerca y te lo baja [risas].
Lucca va a jugar al futbol, al golf con su abuelo … allí sigue perdurando lo de jugar en la calle, jejeje, el siempre quiere que sea viernes para ir a la tienda con su abuela y jugar con otros niños, andar en bici…dibujar… ir solo a comprar chuches (eso es de ser mayor).

Y ¿Cómo es un día con tu hijo? ¿Qué cosas hacéis juntos?

Pues super divertido, es la alegría de la casa, un pequeño demonio super inteligente, sabe buscar en cada momento el más débil para llevar a cabo sus tramas!, desayuno, cole, casa, futbol/golf, estudiar, ver tv, merienda, jugar consolita, baño y pelea para ir a dormir … es como un pequeño hombrecito , si no lo hubiera parido yo en ocasiones tendría mis dudas sobre si realmente tiene la edad que tiene…

la foto

 ¿En qué tipo de casa vives? ¿Estáis cómodos allí o preferirías otro lugar para el guaje? 

Ahora estamos viviendo en el chalet de mis padres, no se qué pasará el año que viene cuando nos mudemos a Oviedo!!!!!!, aqui tiene una casa de 4 pisos los cuales en una ocasion llegó a pintar con un plastidecor piso a piso mientras bajaba por las escaleras [risas], un jardín inmenso, perros, y caminos por los que casi no pasan coches por los que puede ir a toda leche en bicicleta, una huerta gigante donde ayuda a su abuelo a coger fresas y sufre el ataque de las avispas a las que les tiene tanto miedo. La vida rural…
En Llanes hay un parque y antes de que me operara del pie ibamos a jugar al futbol allí con otros niños de su clase, ahora me he vuelto un poco madre estática porque todavía no estoy bien. Damos paseos y vamos a ver los barcos: ooooh ese fantastico puerto de Llanes!!! [tono irónico]

Ya hace unos años que te adentraste en el “mundo mamá” (ya sabes, ese de las revistas de bebés, el azúl si es niño, rosa si es niña, los regalos imposibles, la exigencia de ser una madre entregada, feliz, sufrida…) así que supongo que ya tienen un juicio más que hecho al respecto ¿qué opinas de la idea que venden de la maternidad? ¿te identificas con esas mamás de las revistas?

La idea que venden de la maternidad… es eso; la idea que venden de la maternidad. La realidad es otra, ni todo es de color rosa ni de color azul y mas cuando estás sola, cuando estás sola es del color que tú quieras que sea. Me hace gracia lo de los regalos imposibles… los niños juegan con lo que sea!!!! ningun bebé en el nido esta pensando en una consola!!!!, hay que enseñarles a jugar!!! Yo no me identifico con las mamás de las revistas. No, no, deja, deja… Incluso cuando iba a preparación para el parto ya era diferente, la chica mas joven del grupo me llevaba 10 años!!!!

la foto(49)

Recuerdo una vez estando en el parque un niño se acerco a Lucca y le dijo:¡ja! tu madre tiene dibujos en la piel y Lucca se giró, puso los cuernos con la mano y le dijo: mi madre mola y la tuya no. Lucca piensa que las mamás de los otros niños son como Boba (su abuela) porque dice que visten igual… es super curioso como ven ellos el mundo exterior.
Lo único bueno de la maternidad es tu hijo, el resto es una mierda, te quedas hecha una piltrafilla, tu vida no vuelve a ser igual, empiezas a tener miedo a cosas que antes de daban igual. Desde que tuve a Lucca tengo pánico a volar, la primera vez que me subí a un avión tenia 3 años. Tu cuerpo cambia;  nada es igual.

¿Y lees o sigues algún medio sobre maternidad o críos? No sé, algún blog, revistas…

No sigo nada que tenga que ver con la maternidad, es cierto que a día de hoy me sigue llegando la revista esa de mi bebe, o mi bebe y yo, o algo así. Te “apuntas” a esa revista cuando vas a preparacion para el parto, no se muy bien si pensando que vas a aprender un monton de cosas y el parto te dolerá menos, pero qué va, nadie te enseña a ser madre, te enseña tu hijo y el parto te duele igual. No soporto a las madres monotematicas, hay mucha más vida despues de dar a luz que tu hijo-tu hijo-tu hijo… pobres hijos. He visto muchos niños-florero, los niños tambien tienen que tener su espacio y descubrir solos muchas cosas, como saber que no se puede meter la mano en una jaula porque si no el hamster te muerde el dedito (que risas con Lucca aquel día). Creo que muchas madres se equivocan y le dan mas importancia a cómo va vestido su hijo o a si tiene la ultima pijada de moda que a la felicidad de su hijo.

¿Y de decoración  infantil?

El mobiliario de su habitacion es antiguo, restaurado, supongo que también tiene que ver un poco el tipo de vivienda que tengas y que vaya acorde con el resto de la casa. En su habitacion de Oviedo las paredes tienen papel, me encanta el papel para las paredes.

la foto(20)

Por tu trabajo, supongo que tu hijo tendrá una habitación llena de cojines y otras gozadas ¿Dedicas mucho tiempo a decorar su habitación?

¿Sabes eso de: en casa del herrero cuchillo de palo? Pues eso [risas]. Yo creo que el pobre me ve siempre cosiendo y debe de odiarlos [más risas].

Y ¿él te da ideas para tu trabajo? ¿te ayuda a crear?

Por él fue por quien hice la marca, Luka thepau= luka de pauluka = Lucca. Todo comenzo haciéndole un muñeco para su cunita [sonrisas]. Siempre me dice que quiere hacer cosas, pero el día que descubrió que las agujas hacían daño se lo volvió a pensar. Entonces decidió que mejor me ayudaba con las exposiciones.

IMG_0476_sample_logo_2

¿Cómo ve él tú curro? Eso de que mamá se dedique a los escaparates, a coser maravillosos cojines, etc…

Le encantan las exposiciones, posar [risas] y luego ver las fotos en la prensa. Siempre me quiere ayudar cuando tengo que montar alguna expo, le encanta verme hacer “cosas raras” como dice él: pintar, recortar, explotar el plástico de pompitas y perderme alfileres [más risas]. Para él, mamá es artista y profesora de manualidades (a veces doy talleres de creatividad a los peques). Lo que más le impactó es que fuera a dar clase al “cole de los mayores” (el instituto) de pretecnología. Él sabe que su mami es un poco diferente pero le gusta porque hacemos cosas muy divertidas.
Cuando toca rellenar cojines se lo pasa pipa; eso de coger carrerila para saltar encima de 25kilos de relleno de cojín y rebotar… es guay…

Cojines de amplis, tocadiscos, cassetes… ¿Qué  música le pones al guaje…?

Te vas a reir. Cuando era pequeño le gustaba Roy Orbison, Tiger Army, Comando G (tengo video cantando)… Ahora le gusta Bad Religion, the Burning Lust (uno de los grupos de su tío), se sabe una cancion de Kings of Lion enterita [risas], y Dark la M le flipa. Siempre que vamos en coche me dice: mami ponme el disco verde!!! y ahí se me pone a rapear; te mueres de la risa, pone cara de malo y todo [risas]…

la foto(90)

Pero este verano me dio un disgusto; me canto una canción de Carlos Baute, creí morir, pero claro, qué le vas a decir a la criaturita!!! A veces toca el piano!!! y la batería, a su manera… bateria-aspirinas. Siempre que vamos en coche escucha nuestra música y se rie un montón cuando le canto canciones de Tecnotronic. Es lo que tiene haber nacido en el 80 [más risas]. A mí me gusta de todo pero Carlos Baute ¡NO!

Vainica Doble cantaban con mucho acierto “todo está en los libros” ¿Qué tal se entiende con la lectura? ¿tiene ya libros de cabecera?

Aprendió a leer muy rapido pero es muy vago. Está empeñado en leer Apocalipsis Z de Manel Loureiro pero ya le he dicho que primero tiene que leer muchos Barco de Vapor. Le encantan los zombies y todo bicho muerto y repugnante. Siente mucha curiosidad por los comics y lee comics de superheroes.

la foto(1)

Ahora que hablamos de trabajo…Dime lo primero que se te venga a la cabeza al escuchar estas palabras mágicas: conciliación laboral-familiar. No hay censura, se admiten palabrotas, palabras malsonantes y sonidos guturales varios.

La conciliacion laboral-familiar…[risas]. Yo decidí ser autónoma porque no me quedo otra. Con unos y otros trabajos y no tuve mas remedio que sacrificar el poder estar con él cuando era mas pequeño por trabajar. El tema trabajo y familia estando sola es un poco complicado, siempre te vas a sentir culpable por tener que irte fuera; yo antes trabajaba de representante en la zona de Levante y cada vez que me tenía que ir estaba fuera igual 15 días. Pasaba una semana en casa y me volvía a ir, y teniendo en cuenta que tuve que ponerme a trabajar a los 15 dias de dar a luz… pues imagínate… me agoté.

7955991888_e989a7120c_c

Luego me vine al norte para trabajar de lo mismo pero estuve poco tiempo, y luego ya me puse con las escenografías los escaparates y la marca (llevo 6 años con ella) y pasaba las semanas entre Madrid-Barcelona-Asturias. Lo pasé tan mal estando fuera a mil cosas, que decidí quedarme en casa y trabajar desde allí saliendo lo mínimo. A día de hoy, y tal y como estan las cosas, sigo con la marca y eso me permite estar en casa aunque trabaje de lunes a domingo, pero estoy en casa. Salgo de vez en cuando a hacer algun decorado pero no estoy fuera mas de 4 días y si puedo me lo llevo conmigo.

Pues ¡vámonos de vacaciones! ¿solos o acompañados? ¿viajas con el crío…?

Con él!!! sin duda. El verano pasado nos fuimos a Port Aventura y nos lo pasamos pipa, le pasa como a mí le encantan las montañas rusas [risas]. Es muy bueno yendo en coche, siempre duerme, se acostumbró a ir en coche y es muy divertido. El ultimo viaje que hicimos fue a Barcelona a la convención de tatuajes [más risas]; le encanta que le pinten los brazos.

la foto(124)
Flickr LKTHP

Blog LKTHP

LKTHP

Si eres madre y crees que encajas en esta sección, puedes contactarnos a través de esta dirección: nonosgustaelrosa@gmail.com

El día de la madre

6 May

Nonosgustaelrosa felicita a todas las “mamás de” el Día de la madre.

SER “LA MAMÁ DE”

Faltan dos días para celebrar el que será mi primer «día de la madre», y aunque ya hace cinco meses, aun estoy tratando de acostumbrarme a este nuevo traje. Porque cuando te conviertes en madre, la identidad, tu identidad, se resquebraja. Se tambalea, pierde el equilibrio y finalmente se hace añicos; se convierte en un paso de baile de esos que siempre te devuelven el pie al punto de arranque. Y no es sólo porque desarrolles la increíble capacidad de poder pasar  días sin mirarte al espejo; de poder vivir semanas con un moño mal hecho o conservar restos de regurgite solidificado en el que era tu pantalón favorito hasta la fecha sin tratar de ponerle remedio; es más, sin que te importe un bledo. No es ésa la pérdida de identidad a la que me refiero. Es otra mucho más profunda que empieza justo cuando le dices al mundo que estás embarazada. Ahí es donde las mujeres nos empezamos a diluir y, ya de paso, a percatar de que eso de la maternidad no durará sólo nueve meses.

Pero volvamos al punto de partida: el anuncio del embarazo. Y es que es dar la buena nueva y quedar automáticamente relegada a la titularidad de una barriga que algunos, la mayoría, tocarán sin reparo y sin permiso, claro. La acariciarán con cuidado, la frotarán con energía e incluso, los más osados, plantarán allí sus dos manos como si tu enorme tripa fuera el cemento fresco del paseo de la fama. Sobeteos varios en la vía pública a los que una se presta resignada, porque para qué vamos a luchar contra lo establecido. Son sólo unos meses, pensamos ingenuas.

El caso es que, y aquí viene la segunda parte, ya nadie te mira a la cara. Y eso mosquea, aunque no tanto como lo hará cuando el retoño esté fuera. Entonces el interior del capazo será el foco de atracción y tú, pobre ex parturienta, pobre mamá pinzada por la ciática, pobre pingajo ahí debajo de las ojeras por falta de sueño y contracturada hasta la médula… sí, esa mujer a la que miras en el espejo y te cuesta reconocer como tú misma, ya no tiene ninguna importancia. Te preguntan, claro, cómo ha ido el parto y otras cuestiones que no terminas de entender por qué les interesan «¿Le estas dando pecho?», la más recurrente y casi un allanamiento de morada a tu intimidad, pero al final tan sólo una pregunta protocolaria porque cuando eres mamá tú ya no importas como importabas antes, y eso, para la mujer, no es fácil de asumir, más viniendo de un proceso en el que te has sentido, no ya la protagonista, sino casi cuasi mágica. Un proceso en el que has visto, sentido, cómo tu cuerpo se expandía haciendo hueco a otra vida. Y pasar de ahí a la nada es como caer por un precipicio. Qué menos que alguna medalla… pero no la hay, y además todos saben mejor que tú cómo hay que coger a la guaja, cómo hay que hacer para que eche el aire, cómo hay que acostarla…

Y así llegamos a la vuelta al trabajo que te tienes que tomar como un alivio o como una condena. No hay término medio porque ahora eres madre. Y si trabajas mucho serás una desnaturalizada; y si reduces tu jornada, será que dejaste salir al ama de casa que llevabas dentro. Todo un invento, porque en el fondo es más fácil reducirnos a eso: madres buenas, madres malas, madres peores, modernas, abnegadas, sacrificadas, despreocupadas, estrictas, cercanas, unas santas y todas, sin excepción, la «mamá de» como se dirigen a ti en el pediatra o en el colegio. Por eso, porque ser madre y no perder la identidad es una proeza, yo quiero felicitar el día de la madre a todas «las mamás de», y en particular a la mamá de Alicia, que se llama Fany.

via EL TRANSITO DE LAS BALLENAS

1 de mayo

1 May

6:30h- Primeros golpecillos en la cuna para llamar la atención

7:10h. Segundo intento: patadas acompañadas por una suerte de quejio flamenco

7:30h. Seamos honestos, esta niña está despierta.

7:32h. No asomarse a la cuna es una crueldad. Vamos a ello, pues.

7:35h. Como mola despertarse así, aunque sea taaaaannnn temprano.

7:40h Procedo a la preparación del primer bibi del día.

7:47h. Culmino con éxito el cambio de pañales iniciado por mi pareja mientras él se prepara para darle el  biberón.

7:50h. Me ducho y acicalo mientras toma el biberón, previa puesta en marcha de una lavadora. Hoy solo hay un body limpio en el cajón!!!!

8:05h. Me preparo el desayuno.

8:10h. Desayuno

8:30h. Juegos varios, mirar por la ventana, pedorretas  mientras ahora desayuna mi chico.

9:00h. Sesión intensa en el gimnasio de actividades, de la nena, se entiende… nosotros bastante hacemos ya.

9:10h. Hago la cama, la cuna, ventilo las habitaciones…

9:20h. Parece que tiene sueño. Paso a la hamaca. Vamos a intentar dormir la primera siesta del día.

9:30h. Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

10:00h. Despierta a la media hora, como un reloj.

10: 03h. Me escudriña… ¿por que está mamá hoy a esta hora en casa?

10:05:h. Ahora toca ir sacando y rechupeteando uno a uno todos y cada uno de sus peluches, mordedores y muñecos de de su caja de juegos. Cuando todos estén fuera, habrá que volver a meterlos en la caja para empezar otra vez…

10:32h. Primer llanto de aburrimiento. Saquemos la artillería pesada. Canciones, sonidos guturales varios y muecas frente al espejo. Nada relaja más que ver a tus padres perder los papeles.

10:50h. Preparación segundo bibi

11:00h. Segunda toma del día.

11:30h. Nos ponemos guapos.

11:45h. Nos vamos a la manifestación.

 

Para solo haber empezado el día, no está mal de trabajo este 1 de mayo

 

Desde que soy mamá tengo superpoderes

27 Mar

Dice Mar Álvarez, y dice como siempre con buen acierto, que las madres somos como superheroínas. Que es parir, oyes, y a parte de crecernos los pies (esa es otra de sus teorías de la que hablaremos otro día) desarrollamos superpoderes. Paso aquí a detallar algunos de los que he podido comprobar y otros, que al parecer, según crezca la fiera iré desarrollando.

AGUDEZA AUDITIVA: Por ejemplo, nuestro oído se agudiza hasta el extremo. Somos capaces de oír frecuencias antes ignoradas. Un pequeño suspiro o ronroneo, pasillo mediante y tres tabiques de por medio, no son problema para el oído de una madre.

TELETRASPORTACIÓN: Tener un buen oído no garantiza el auxilio inmediato, de ahí que también hayamos desarrollado la capacidad de teletransportarnos. Si el crío/a está a punto de caerse, podemos desplazarnos por la habitación a la velocidad de la luz e impedir la desgracia.

SENTIDO ARACNIDO: cualquier peligro a tres metros a la redonda es detectado por nosotras. Es llegar a una habitación, bar, cafetería, tienda  o parque y ser capaces de valorar en fracciones de segundo todos los posibles peligros: esquinas de mesas, agujeros o baches en el pavimento, superficies rugosas para las caídas, sol directo… y lugares seguros y blanditos.

NI SIENTO NI PADEZCO: Mar Alvarez añade también que las madres somos capaces de soportar elevadas temperaturas. Por ejemplo, sacar un huevo hirviendo del agua. Esto no lo prueben a hacer en casa., debe de ir relacionado con lo de los pies.

EQUILIBRIO (o síndrome percha): Podemos caminar con el crío/a en cuello y con la otra mano, coger su abrigo, el nuestro, la bolsa de la compra y la barra de pan que la dependienta, aun viendo tu guisa, ha decidido no darte en una bolsa con asas… Eso con las manos, porque en esta misma situación, puedes aun utilizar uno de tus pies y mientras te manteienes a la pata coja, encender y apagar radiadores, acercarte la manta o incluso apartar el biberon para hacer hueco en la mesa.

NARCOLEPSIA VOLUNTARIA: Otro de los superpoderes que ya comenzamos a descubrir durante el embarazo es la capacidad de quedarnos dormidas en cualquier momento y en cualquier lado. Sentadas, medio tumbadas, por la mañana, en la comida… la explicación, sencilla, ir cogiendo fuerzas porque todas las del mudno no serán suficientes para la que se avecina. ¡ Menos mal que nos vamos a convertir en superheroinas!

Lo que viene después

16 Mar

Sí, de lo que viene después. Eso es de lo que habría que hablar en esas clases pre- parto que, al menos en mi caso, fueron más parecidas a clases de gimnasia de los 70´s y terapia grupal. Y es que, lo que más temen la mayoría de las mujeres durante el embarazo es el momento de parir. A medida que se va a acercando la fecha, todos esos miedos que no habían aflorado hasta el momento, comienzan a aparecer. El mayor de ellos ¿vendrá el crío bien? Dan igual todos los avances, todas las ecografías en 2, 3 y 4D. Cuando estas a punto de parir piensas si todo estará bien y también, si tú lo has hecho todo lo bien que podías. Si quizás tenias que haberte cuidado más, hecho más ejercicio, comer más sano… Te entran remordimientos de todo tipo y colores… por ese cacho de chorizo que te tomaste en el vermut, por haberte puesto a pintar, con lo toxica que es la pintura, en plena mudanza… En fin, por todo lo que hiciste o dejaste de hacer. Pero lo cierto es que  da igual. Esos miedos, esa incertidumbre se pasa, básicamente porque parir, pares. Como sea. Con ayuda, sin ayuda, en casa con una matrona, con un médico, con epidural, sentándote en una pelota de goma, en 8 horas o en tres cuartos. Parir, pares.

Lo realmente importante y de lo que nunca te hablan a las claras, es de lo que viene después. Sí, de ese periodo que en las revistas naif de maternidad llaman “periodo de adaptación” para “que todos los miembros de la familia se vayan conociendo”, como si solo nos fuéramos a tomar un café.  Pues bien, ese “periodo” no es más que el post-parto o montaña rusa hormonal.

En la mayoría de webs de mamás te dirán que si durante el post-parto tienes síntomas de melancolía, cansancio o tristeza más allá de dos semanas, te has de empezar a preocupar. Incluso para eso, para el cambio físico pero, sobre todo, existencial que es la maternidad, te ponen un tiempo delimitado. No más de dos semanas, ¡señoritas! Y acojona, la verdad, leer que tendrías que estar bien cuando ya se cumple el primer mes y todavía no has encontrado la forma de sentarte porque te duele la cicatriz de la episiotomía, no consigues  sentirte descansada ni aun durmiendo siestas de una hora, tu madre os sigue haciendo la comida y vas llorando por las esquinas cada vez que en el telediario sale una desgracia.

Así que la verdad sobre el parto es que después viene el post-parto, y eso, a mi juicio, es para lo que te tendrían que preparar en las clases pre-parto. Decirte la verdad: que estarás tan cansada, tan arrasada que te sentirás frustrada por no poder estas al 100% en el momento más importante de tu vida hasta la fecha. Que cuando el crío no se agarre al pecho y esté muerto de hambre, tú te pases el día en “tetas fuera”, colgada del sacaleches y con los pezones tan agrietados que solo con el roce del sujetador te duelen, habrá un momento que tendrás que tomar decisiones que no han de pasar por la culpabilidad. No te dicen que puede que discutas con tu pareja aunque no lo hayas hecho nunca jamás, que las visitas te agobien, incluso las de la familia, que estarás irascible y al minuto simpática… Que puede que duermas por la noche o puede que no, y que eso, en días acumulados, puede hacer que se te olviden las cosas y tengas que ir pegando post-it por ahí como el de Memento, tengas menos capacidad de atención o simplemente, menos humor… Y de eso, de cómo gestionar todas estas cosas, es decir, de lo que viene después, es de lo que deberían hablar a las mujeres antes de parir. Y seguro que ninguna se echaba para atrás.

A %d blogueros les gusta esto: