Tag Archives: peluche

Los postureos de Monchín

21 Abr

Este es Monchín antes de dormir la siesta…

monchin

Y este es Monchín después…

monchincabezaabajo

No sé que se traerá entre manos mi nena con Monchín, pero el probe conejo merece como poco una sección fija en este blog.

Este peluche me mira

31 Mar

Nueva incorporación (y esta sí que no tiene precio) para la Galería de peluches desgraciados y regalos poco afortunados.

Que no os ablande su mirada, porque este peluche ni es una gallina, ni es un señor con nariz naranja, ni un primo de Don Pin Pon. Este pobre peluche desgraciado es ¡¡¡una pelota con cara!!!!

Pobrecita… y los de Jané se han quedado tan anchos. Además y para más inri o grimilla, esta pelota humanoide lleva consigo, o más bien en sus adentros, una pequeña cajita con un sonido parecido a un somier viejo o una vaca agónica que se activa cada vez que el balón colisiona contra una superficie o elemento. Vamos un cuadro… pero sigamos analizando su fisionomía. Aquí el perfil izquierdo de la criatura…

Aquí el derecho…

La cosa no mejora, la pelota con cara no tiene un buen lado.

Solo resta añadir que además, este peluche no solo es desgraciado de por sí, sino que además fue un regalo poco afortunado porque, a pesar de especificar en su caja que el juguete era para un bebe de tres meses en adelante,  al niño al que  se lo regalaron ya había pasado los dos años. La solución: regalar el regalo, esta vez a mi nena que como es bebé y todavía no puede expresar su queja con palabras, no le queda más remedio que aguantarle la mirada.

Puedes mandar las fotos de tus peluches desgraciados u otros regalos poco afortunados a : nonosgustaelrosa@gmail.com

 

El elefante Rigoberto abrió brecha

22 Mar

El elefante Rigoberto abrió brecha. Algunas seguidoras de Nonosgustaelrosa ya nos han enviado otros ejemplos de peluches desgraciados y regalos poco afortunados. Aquí tenemos el primero de ellos:

En fin, poco habría que decir de este desgraciado osín si no fuera porque la vestimenta, obra y gracia de la seguidora que envía la imagen, no es que trate de romper con ningún estilismo ni crear tendencia, sino que en realidad está tratando de ocultar un corazón que pone I love you, que para mayor horror, es lo que dice el oso cuando lo apretujas entre tus manos. No se sabe que es peor… si la cara de malo del oso diciendo que te quiere o el lazo en el cuello con esa camiseta. Aysssssssss, los pelos de punta del miedo que mete.

Y siguiendo con más peluches desgraciados y llegado directamente de Marruecos….

Nos llega este camello o dromedario que, como no podía ser de otra manera, fue comprado a última hora en un aeropuerto. Esos regalos merecen sección aparte. Pobre camello, mira que es feo…

Y ya por ultimo, y en la categoría de otros reglaos poco afortunados, tenemos a esta bailarina un poco cabizbaja.

Esta pequeña muñeca, adquirida en un anticuario de la zona de Diego de León en Madrid según nos cuentan, habla por si sola. Bueno, en fin, hablar lo que es hablar, como que no va a poder la pobre porque como se puede apreciar en la foto tiene el cuello un poco chungo… casi como el de esos perros que se ponían en la bandeja trasera de los coches. Se ve que el niño/a que la disfrutó encontró más excitante desarticularla que bailar con ella. En fin, pobre soldadín de plomo, por ahí andará paseando la pena.

Puedes mandar las fotos de tus peluches desgraciados u otros regalos poco afortunados a : nonosgustaelrosa@gmail.com

Peluches desgraciados y otros regalos poco afortunados

21 Mar

Hoy en Nonosgustaelrosa estamos de inauguración. Por fin abrimos la Galería de peluches desgraciados y otros regalos poco afortunados, una nueva sección en la que puedes participar. Y es que de todas las cosas horribles que te pueden regalar nada más tener al bebé, y mira que son muchas, lo que  llamó particularmente mi atención fueron esos peluches que, directamente, parecen sacados de una fábrica de los horrores. Y no porque sean feos, que algunos sí que lo son, sino porque es como si los hubieran hecho con retazos de otros muñecos; una extraña mezcla de peluches, hombres y animales que además, en la mayoría de los casos, parecen vestidos por sus peores enemigos. Caballos que parecen vacas, conejos que graznan como un pato, ovejas con barba vestidas con petos…O sea, un desastre de peluche que, a nada que una tenga un poco de corazón, no te queda mas remedio que acoger en tu casa.

Así que voy a inaugurar la Galería, con el permiso de mi madre que fue quien me lo regaló, con el elefante que hemos bautizado Rigoberto y al que mi nena, a pesar de sus pesares, adora rechupetear.

Y bueno, aunque así en un plano general, se podría decir que  lo menos afortunado de Rigoberto es su vestimenta (vestir a un elefante y hacerlo con una camisina amarilla y unas bermudas naranjas es una putada, las cosas como son), si os fijáis con detalle podréis apreciar que lo que le hace un verdadero peluche desgraciado es que al pobre le cosieron uno de los brazos al revés.

Sí, vamos, que tiene un codo para dentro y otro para afuera. Así que en caso de querer coger algo, Rigoberto tendría la capacidad de no tener que darse la vuelta.

Puedes mandar las fotos de tus peluches desgraciados u otros regalos poco afortunados a : nonosgustaelrosa@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: