Archivo | octubre, 2012

Proyecto rosa y azul

26 Oct

Buscando algo que nada tenía que ver con NONOSGUSTAELROSA , tuve la fortuna encontrarme con este trabajo de la coreana JeongMee Yoon (1969). Esta artista es además profesora de fotografía en la Universidad Nacional de Seul y la Seoul Insitute of Arts.
Y bueno, si una imagen puede más que mil palabras, están te quitan la voz. Son fotografías de su serie “The Pink and Blue Project” en las que niños y niñas posan rodeados de sus propias pertenencias. Diez retratos para la reflexión: de un lado, el sentido o sinsentido del furioso consumismo, y de otro, qué referentes  llevan consigo los niños y las niñas en el camino hacia su vida adulta y la construcción de su identidad.

via LA CAJA BLANCA

Mamás-zombies

23 Oct

No sabía por qué, pero la estampa me resultaba familiar; en plan, yo ya he estado aquí antes. Como cuando tienes una palabra en la punta de la lengua y no terminas de dar con ella. ¿A qué es a lo que me recuerda?  Y entones empecé a observar a mi alrededor y allí, en el parque, a la hora punta de la tarde de un viernes, solo había madres como yo.

–          Mujeres de treinta y pico, algo despeinadas porque: A) han vuelto los ochenta; B) consiguieron peinarse antes de salir de casa, pero sus retoños se agarraron a su moño una vez llegaron al parque;  C) como estaban con sus retoños, no tuvieron tiempo para peinarse antes de salir de casa.

via wikipedia

–          Mujeres, con leves ojeras de “porDiosporlaViregenyportodoslosSantos, que acabe de una vez esta semana”, o dicho de otro modo, ojeras estilo mapache porque: A) el rimel se ha corrido un poco y no me he dado cuenta; B) el rimel se ha corrido pero me da un aspecto de doblete que me hace ilusión rememorar; C) el rimel se me ha corrido pero todavía no he tenido dos minutos para limpiármelo, así que he intentado limpiarlo con una toallita húmeda de esas pal culín de la nena, pero sin espejo y en fin, para que voy a seguir contando más…

                                          via Playground
–          Mujeres que avanzan arrastrando ligeramente una de sus piernas porque: A) justo en ese momento les dio un tirón; B) pisaron una caca de perro y quieren limpiar la suela del zapato; C) tienen ciática desde que dieron a luz, pero como no han tenido tiempo para ir al fisioterapeuta, cada vez que hacen un esfuerzo cogiendo peso el nervio ciático se les vuelve a pinzar.

Entonces ¿a qué es a lo que me recuerda la hora punta en el parque un viernes tarde? ¡Ah, ya sé! A la nueva temporada de Walking dead.

via IMDb

Hablemos de caca

15 Oct

Creo que no habíamos reparado en ello hasta este verano. Fue entonces, cuando la playa de Fuerteventura sonaba al fondo y las nubes avanzaban rápido por el cielo de la isla, cuando las palmeras se doblaban casi a la mitad azotadas por el viento y la arena caía como sal esparcida sobre la tierra volcánica, cuando en medio de ese fondo de calendario de supermodelos pero sin supermodelos posando, nosotros, pobres peninsulares lechosos, untados en factor 50 y protegidos por camisetas y gorros, caímos en la cuenta de que en un entorno así, todo paraíso, no hacíamos más que hablar de caca.

                                                                                                                     via merioliva

Y no cualquier conversación escatológica. No una charla intrascendente o vacua sino las más profundas y animadas conversaciones sobre el tamaño, consistencia, densidad y olor de la caca de nuestra hija. Y es que es estrenar la paternidad y perder la vergüenza, porque cuando uno se convierte en padre  no es solo que pase a hablar con absoluta naturalidad sobre cuestiones escatológicas con los demás, sino que además lo empieza a hacer con cierta entrega e incluso diría más, con cierta recreación en la temática.

Así que quiero aprovechar este post para expresar mi más profundo respeto y admiración por los que fueron nuestros vecinos de apartamento este pasado verano y que durante 15 largos, larguísimos días, escucharon sin protesta ni rechiste exclamaciones como “qué bien, ha hecho caca”, “esa caca parece de persona mayor”, “menudo choronzo”, “vaya traca”, “¿Qué suena por ahí? ¿Fue todo gaseoso o hay alguna sustancia sólida?” o ¿Algo más que aportar a la humanidad?”. Supongo que en más de una ocasión se quedaron con ganas de contestar.

A %d blogueros les gusta esto: