Desde que soy mamá tengo superpoderes

27 Mar

Dice Mar Álvarez, y dice como siempre con buen acierto, que las madres somos como superheroínas. Que es parir, oyes, y a parte de crecernos los pies (esa es otra de sus teorías de la que hablaremos otro día) desarrollamos superpoderes. Paso aquí a detallar algunos de los que he podido comprobar y otros, que al parecer, según crezca la fiera iré desarrollando.

AGUDEZA AUDITIVA: Por ejemplo, nuestro oído se agudiza hasta el extremo. Somos capaces de oír frecuencias antes ignoradas. Un pequeño suspiro o ronroneo, pasillo mediante y tres tabiques de por medio, no son problema para el oído de una madre.

TELETRASPORTACIÓN: Tener un buen oído no garantiza el auxilio inmediato, de ahí que también hayamos desarrollado la capacidad de teletransportarnos. Si el crío/a está a punto de caerse, podemos desplazarnos por la habitación a la velocidad de la luz e impedir la desgracia.

SENTIDO ARACNIDO: cualquier peligro a tres metros a la redonda es detectado por nosotras. Es llegar a una habitación, bar, cafetería, tienda  o parque y ser capaces de valorar en fracciones de segundo todos los posibles peligros: esquinas de mesas, agujeros o baches en el pavimento, superficies rugosas para las caídas, sol directo… y lugares seguros y blanditos.

NI SIENTO NI PADEZCO: Mar Alvarez añade también que las madres somos capaces de soportar elevadas temperaturas. Por ejemplo, sacar un huevo hirviendo del agua. Esto no lo prueben a hacer en casa., debe de ir relacionado con lo de los pies.

EQUILIBRIO (o síndrome percha): Podemos caminar con el crío/a en cuello y con la otra mano, coger su abrigo, el nuestro, la bolsa de la compra y la barra de pan que la dependienta, aun viendo tu guisa, ha decidido no darte en una bolsa con asas… Eso con las manos, porque en esta misma situación, puedes aun utilizar uno de tus pies y mientras te manteienes a la pata coja, encender y apagar radiadores, acercarte la manta o incluso apartar el biberon para hacer hueco en la mesa.

NARCOLEPSIA VOLUNTARIA: Otro de los superpoderes que ya comenzamos a descubrir durante el embarazo es la capacidad de quedarnos dormidas en cualquier momento y en cualquier lado. Sentadas, medio tumbadas, por la mañana, en la comida… la explicación, sencilla, ir cogiendo fuerzas porque todas las del mudno no serán suficientes para la que se avecina. ¡ Menos mal que nos vamos a convertir en superheroinas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: